vómito
Un hombre pasa ante la puerta del restaurante RiFF de Valencia. EFE/Manuel Bruque

La mujer fallecida por la supuesta intoxicación de setas tras comer en el restaurante RiFF de Valencia murió por aspirar su propio vómito según ha determinado el informe provisional de la autopsia, el cual no será definitivo hasta que se reúnan todas las pruebas requeridas.

Al parecer, y tal y como ha publicado el diario Las Provincias, la mujer padecía vómitos continuos y quedó en estado semiinconsciente momentos antes de la defunción. El fallecimiento es por tanto consecuencia de una broncoaspiración, es decir, la aspiración del propio vómito en el que se portan ácidos gástricos a los alvéolos pulmonares colapsando las vías respiratorias y provocando el ahogamiento de la persona.

A pesar de conocerse la causa final del fallecimiento, la investigación no se ha cerrado de momento ya que todavía  tras la comida que causó la intoxicación de una treintena de comensales del citado restaurante.

A diferencia de la fallecida, los otros afectados sufrieron procesos gástricos leves de vómitos y diarreas que finalizaron a las horas de su arranque por lo que se sospecha que la mujer de 46 años padeciese una hipersensibilidad no diagnosticada a alguno de los alimentos del menú degustación o bien sufriese una patología agravada por la ingesta de algún producto concreto como las setas colmenillas.

El hongo colmenilla: un manjar mortal en tela de juicio

La paella valenciana toma el Congreso en el último pleno de la legislatura