Cabanyal

Las obras de reurbanización de cuatro travesías en la ‘zona 0’ del Cabanyal han arrancado esta semana y abarcarán las calles Empar Guillem, Pescadors, Mossén Planelles, Carles Ros y Montroi, en  los tramos situados entre las calles Barraca y Sant Pere.

El concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, ha explicado que “algunas pasarán a ser peatonales, consiguiendo así mejorar la movilidad y la permeabilidad peatonal hacia el mar”. Los trabajos, incluidos en el Plan Especial de Apoyo a la Inversión Productiva en Municipios de la Comunitat Valenciana, durarán seis meses y cuentan con un presupuesto de 541.325 euros.

La reforma de estas vías incluye la renovación de las calzadas y aceras con pavimento de diferentes texturas y materiales antideslizantes para hacer más segura la circulación de los peatones. También se cambiarán las acometidas domiciliarias, imbornales y bajantes con conexiones a pozos de registro. Además, se creará algún nuevo tramo de colector y se instalarán arquetas para conectar las bajantes que no estén comunicadas con la red de saneamiento.

Plano de las travesías del Cabanyal.

Por otro lado, se construirán pasantes para el servicio de alumbrado público y alcorques, con sus respectivas bocas de riego, donde posteriormente se plantará nuevo arbolado. En cuanto al mobiliario urbano, se colocarán horquillas para contenedores y papeleras y se actualizará la señalización vertical y horizontal.

“Con estas obras se completa gran parte del compromiso urbanístico con el Cabanyal. Se han reurbanizado multitud de calles, a lo que le seguirán plazas como la de Llorenç de la Flor o del Rosario”, ha recordado Sarrià. “Además, en breve se aprobará el Plan Especial de Protección del Cabanyal-Canyamelar (PEC), que entierra para siempre la prolongación de Blasco Ibáñez y definirá el futuro del barrio desde el diálogo con la gente que lo habita”.

Valencia instalará un nuevo parque junto al Puerto