Sanidad estudia aprobar la tercera dosis para los mayores de 50 años
Una persona mayor recibe la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus.

La Comisión de Salud Pública ha dado luz verde a continuar administrando la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus en menores de 60 años. Con la nueva decisión, Sanidad podrá administrar la dosis de refuerzo en personas de hasta 40 años. También se incluirán aquellos menores de 55 años que fueron vacunados con AstraZeneca, la mayoría trabajadores de servicios esenciales.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha sido la responsable del anuncio en rueda de prensa. Según ha detallado, la tercera pauta de la vacuna se irá administrando «progresivamente» por edades. Hasta ahora sólo había sido inoculada en mayores de 60 años; en vacunados con la monodosis de Janssen; y en profesionales sanitarios inmunizados con la segunda pauta hace más de seis meses.

Sin embargo, con la nueva medida se permitirá oficialmente continuar la administración de la dosis de refuerzo en la población de 50 a 59 años. Además, ya se ha avanzado que una vez se termine con dicho grupo de edad se procederá al de 40 a 49 años.

No obstante, el grupo de expertos de la Ponencia de Vacunas guarda cautela ante la vacunación inmediata. Por ello, no se inoculará la dosis de refuerzo hasta que hayan transcurrido seis meses desde la segunda dosis. Para que se cumpla este plazo, todos los que fueron vacunados en verano deberán esperar hasta enero o febrero.

BRUSELAS PROPONE NUEVAS RESTRICCIONES

Pese a las recomendaciones de los expertos, el consejero murciano ha pedido en el Consejo Interritorial que la dosis de refuerzo se suministre a toda la población. Por su parte, el representante andaluz ha reclamado que las mascarillas vuelvan a ser obligatorias en exteriores. A nivel valenciano, la Generalitat estudia ampliar la exigencia del pasaporte Covid a más establecimientos.

En el apartado europeo, Bruselas ha solicitado a los países de la Unión Europea la implantación de nuevas restricciones ante el avance de la variante Ómicron. Sin embargo, Darias ha descartado aplicar nuevas medidas restrictivas. Argumenta que la situación española sigue siendo más favorable que la europea debido a una «altísima cobertura vacunal». No obstante, ha reclamado a las administraciones autonómicas que refuercen los recursos ante la llegada de Ómicron.