Reactivan la búsqueda de Marta Calvo en una zona próxima a Manuel

La Guardia Civil reactivará este miércoles la búsqueda del cuerpo de Marta Calvo. En esta ocasión los trabajos se desplazarán a un área montañosa próxima a la casa de Manuel donde presuntamente se asesinó y descuartizó a la joven de Estivella.

Tanto el Grupo de Homicidios de Valencia como la Unidad Central Operativa (OCU) ya han organizado el operativo de rastreo. En esta ocasión las esperanzas de encontrar a Marta son más altas.

Además, se baraja la posibilidad de que el principal sospechoso, Jorge Ignacio Palma, mintiese en su declaración. Este podría no haber descuartizado el cuerpo y haberlo escondido en un paraje próximo. Dicho paraje se ha delimitado ahora tras estudiarse minuciosamente la geolocalización de uno de los móviles del presunto asesino.

Este se encuentra próximo a la localidad valenciana de Manuel y Jorge Ignacio nunca había mencionado que pasó por él tras la noche del asesinato. Sin embargo, la Guardia Civil ha descubierto que estuvo tres horas en la zona. En ese tiempo podría haberse deshecho del cadáver ocultándolo bajo tierra. De esta manera, se desmentiría que el cuerpo fue descuartizado tal y como Palma había declarado.

Entre los mayores depredadores sexuales de los últimos tiempos

Al margen de Marta Calvo, este 2021 se han cumplido dos años desde que Lady Marcela y Arlene fallecieran en el barrio de Ruzafa tras un encuentro con Jorge Ignacio. Al parecer, éste drogaba a sus víctimas para someterlas a todo tipo de vejaciones. Ha sido precisamente su modus operandi lo que permitió que más de diez mujeres declarasen haber sufrido abusos por parte de Jorge.

Se le acusa de un total de 33 delitos: homicidios, profanación de cadáveres, agresión sexual y delitos contra la salud pública, entre otros. Ante esta suma, Palma podría ser uno de los mayores depredadores sexuales de los últimos tiempos.

Además, dado que todas las víctimas eran mujeres, la acusación pretende que se le aplique el agravante de género y feminicidio. Con todo ello, Palma podría ser condenado desde 6 meses hasta 20 años de prisión. Será la justicia la que dicte una sentencia pero sin cuerpo no se podrá aplicar la pena máxima.