El presidente de la Generalitat durante la entrevista con la presentadora Sylvia Costa.
El presidente de la Generalitat durante la entrevista con la presentadora Sylvia Costa.

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha rechazado que la hostelería de Castellón vaya a abrir sus puertas el próximo 16 de febrero en señal de protesta a las restricciones del Consell. Puig ha señalado que se llegará a un acuerdo previo que impida la apertura en plena tercera ola de la pandemia.

El líder del Consell ha realizado estas declaraciones en una entrevista concedida al programa ‘Ágora’ de 7 Televalencia. En ella ha hecho referencia al anuncio de  la Asociación Hostelera de Castellón (Ashocas) sobre la protesta convocada y ha recordado que se trata de una asociación en concreto de la que se han desmarcado otros hosteleros de la provincia.

A pesar de ser una protesta dirigida a la Generalitat Valenciana, Puig ha asegurado comprender la postura. “Yo entiendo el malestar, lo entiendo porque es lógico que cuando no hay capacidad de poder trabajar existe malestar. Es una situación muy difícil, por eso tenemos que llegar a un acuerdo”, ha declarado.

El líder del PSPV ha recordado que desde el Consell se está “haciendo todo lo posible por dar el mayor apoyo al sector más afectado” de la pandemia con ayudas económicas del Plan Resistir.

LA PRÓRROGA DE LAS RESTRICCIONES SE DECIDIRÁ EN LA REUNIÓN INTERDEPARTAMENTAL

El president ha incidido una vez más en la necesidad de prorrogar las actuales restricciones. Aunque no ha determinado por cuánto tiempo se extenderán, sí ha matizado que las circunstancias “no han cambiado tanto como para poder adoptar otras soluciones”.

Puig ha anunciado que este jueves o viernes tendrá lugar la reunión interdepartamental en la que se realizará una valoración de los indicadores epidemiológicos y a partir de ahí se tomará una decisión al respecto. No obstante, ha reconocido “con total franqueza” que la Comunitat Valenciana no está “en una situación como para poder bajar las restricciones”.

El jefe del Consell ha señalado que esta semana los indicadores sí “han bajado mucho” pero que el nivel de contagios todavía es “demasiado elevado”.

VACUNACIONES ILEGALES

Respecto a la campaña de vacunación contra el coronavirus, Puig ha dirigido unas palabras de agradecimiento a todas las entidades, empresas y organizaciones que han puesto sus instalaciones a disposición de la Conselleria de Sanitat para proceder a la vacunación masiva.

No obstante, ha asegurado que todavía desconocen qué sitios serán los que se conviertan en los centros de vacunación de los valencianos ya que todavía “se están estudiando” y la decisión responderá a las recomendaciones de los profesionales y “siguiendo sus criterios”.

Además, en lo referente a la vacunación indebida por parte de algunos alcaldes, concejales y líderes sindicales, entre otros, Puig ha recalcado que deberían dimitir y que ya se ha planteado tanto “en el ámbito general” como “en  ámbito partidario”. “Hay casuísticas muy diferentes y eso genera al final procedimientos de una mayor o menor justicia pero hay una cuestión que es elemental y es que todos sabemos que a quienes hay que vacunar en primer lugar es a las personas más vulnerables”.

PUIG ABOGA POR UN CAMBIO EN CATALUÑA

Este domingo 14 de febrero la Comunitat Valenciana estará pendiente del resultado electoral de Cataluña. Puig ha declarado la importancia de estas elecciones pues de ellas dependerán algunas cuestiones clave para los valencianos como la puesta en marcha del Corredor Mediterráneo o la infrafinanciación autonómica.

Puig ha apostado por la victoria del candidato por el PSC, Salvador Illa, cuyo trabajo al frente del Ministerio de Sanidad ha calificado como “positivo”. Además, ha señalado que la actual Generalitat es “un Gobierno que está mirando el ombligo del independentismo que no va a superar los problemas de la gente”.