rastro
El Rastro de Valencia en su tradicional ubicación junto al estadio de Mestalla.

El concejal de Comercio, Carlos Galiana, acompañado por los técnicos del Servicio de Comercio y Abastecimientos, ha visitado esta semana las obras del nuevo emplazamiento del tradicional mercado del Rastro, que se desarrolla cada domingo y festivo. La nueva plaza ajardinada está situada en la confluencia de la avenida de Tarongers con la calle Lluís Peixó. El importe de la obra asciende a 1.042.843 euros y el proyecto contempla una nueva zona verde de más de 12.000 metros cuadrados.

Según ha señalado Galiana, las obras van «a muy buen ritmo y se prevé que finalicen en la fecha estipulada en un primer momento, el 13 de noviembre«. Actualmente se ha realizado el 70% del vallado exterior, todos los alcorques de los 98 árboles que se plantarán, más uno que se ha conseguido salvar. Asimismo, ya se han efectuado todas las canalizaciones de riego de los árboles, los viales del paseo dentro del jardín y los suministro de luz para las faroles de la zona peatonal.

Carlos Galiana en las obras del nuevo Rastro junto a la avenida de Tarongers.

Por otro lado, esta obra también cuenta con un nuevo espacio de parque para vecinos, que dispone de abundante arbolado, juegos infantiles, un área de socialización animal y aparatos de mantenimiento fitness y salud. En el proyecto para el nuevo Rastro se prevé que puedan ser ubicados 517 puestos de venta; y el diseño del espacio y la disposición del arbolado previstos permiten que prácticamente todos los puestos tengan un árbol cercano.

La nueva zona ajardinada está vallada y se cerrará en horario nocturno, de manera que habrá control sobre los accesos tanto de las personas (ciudadanía y comerciantes) como de los vehículos autorizados y empleados públicos (policía local, inspectores…).