El Maratón Trinidad Alfonso EDP Elite Edition ha presentado el amplio dispositivo médico y sanitario de este año. En la carrera que se celebrará el 6 de diciembre participarán cerca de 300 atletas profesionales. Será una edición especial marcada por las restricciones y medidas de seguridad que ha provocado la pandemia mundial.

El objetivo de las diferentes medidas es crear una burbuja sanitaria en torno a los corredores élite y las personas que trabajarán en el evento para garantizar la seguridad del evento y sus participantes. Por ello, este año el acceso al recorrido estará restringido, entre otras cosas.

La prueba contará con su propio dispositivo médico, coordinado por Luis Cort, responsable médico del Maratón Valencia. Cort ha formado parte del grupo de trabajo internacional para abordar la celebración de eventos deportivos post COVID-19 y ha diseñado un estricto protocolo médico.

PROTOCOLO PARA CORREDORES: PCR Y HOTELES BURBUJA

Los atletas internacionales, llegados de más de 40 países de todo el mundo, deberán realizarse una prueba PCR. Todas ellas se remitirán a Circular-Lab, la consultoría externa con la que colaborará la prueba. Éstos recopilarán todos los datos y realizarán la trazabilidad de los pasos de los atletas en caso de contagio.

A su llegada a Valencia, todos los atletas, entrenadores y managers se aislarán en los dos hoteles burbuja que ha cerrado la Organización para este evento. Allí se les someterá nuevamente a una PCR previa a su participación. Para ello, se contará con la ayuda de Bionos Biotech, el laboratorio encargado de velar porque la prueba se desarrolle con los máximos estándares de seguridad sanitaria.

Las tomas de muestras se llevarán a cabo el viernes 4 de diciembre en los hoteles donde residirán los atletas. Los resultados se proporcionarán el mismo día de la toma de muestras y ningún atleta con un resultado positivo participará.

Un dispositivo que avisa si se incumple la distancia de seguridad

Además, Movistar, patrocinador tecnológico de la prueba, dotará a la Organización de 1.000 unidades de su dispositivo de control de distancia y trazabilidad. Esto permitirá monitorizar de forma anónima a todo el personal acreditado para el evento.

El dispositivo avisará de forma lumínica o sonora cuando no se mantenga la distancia de  dos metros entre los dispositivos. Además, permitirá rastrear la trazabilidad de los posibles casos positivos post evento con aquellas personas con las que se mantuvo un contacto estrecho.