Los fartons: el dulce preferido del verano

Su nacimiento se lo debe a la horchata, pero este bollo ligero y esponjoso es ideal para absorber cualquier tipo de bebida típica del desayuno o merienda

El fartón es el dulce típico del verano cuyo origen viene es el municipio valenciano de Alboraya. El fartón es un tipo de bollo alargado blando, dulce y absorbente que se moja en la horchata, una bebida refrescante obtenida a partir de la chufa, que también es uno de los productos estrella cuando el calor aprieta y llega la hora de merendar.

Aunque su nacimiento se lo debe a la horchata, al ser un bollo ligero y esponjoso (elaborado con aceite de girasol y no con mantecas), combina perfectamente con bebidas calientes como el chocolate a la taza o incluso el café con leche, ya que también resulta un bollo ideal para absorber bebidas típicas del desayuno o merienda.

Desde los inicios de la horchata, cuando según la leyenda Jaime I la bautizó como «oro puro» por su textura y dulzor, los horchateros de Alboraya trataron de encontrar el dulce perfecto que acompañara a esta bebida valenciana.

En la década de 1960, la familia Polo elaboró un bollo especial, alargado, dulce y tierno. Además, al ser esponjoso era perfecto para absorber la horchata sin problemas y su forma alargada permitía introducir el bollo hasta el fondo del vaso. De esta manera nacieron los actuales Fartons Polo.

Más tarde, en la década de los 90, la hostelería comenzó a servir bollería congelada y con ella una nueva modalidad de fartón, el “hojaldrado”, elaborado con una masa diferente, lo que le da otra textura.

Son muchas las variedades: con o sin chocolate, hojaldrados, con azúcar y sin gluten…y muchos los lugares donde encontrar este exquisito producto: Horchatería Santa Catalina,  Horchatería Daniel, Horchatería els Sariers, Horchatería Daniel, Horchatería CelicRuz (sin gluten), Horchatería Subies, Horchatería Dolz, Horchatería Panach…sea como sea, es el dulce ideal para acompañar tus meriendas y desayunos en los calurosos días de verano.