10 de cada 1.000 valencianos presentan síntomas contra las vacunas anticovid

El comité de seguridad de la EMA (Agencia Europea del Medicamento), PRAC, ha concluido su revisión preliminar sobre los trombos en personas vacunadas con AstraZeneca. El Comité ha confirmado que los beneficios de la vacuna superan el riesgo de efectos secundarios; la vacuna no está asociada con un aumento en el riesgo general de coágulos en quienes la reciben; y no hay pruebas de un problema relacionado con lotes específicos.

Sin embargo, la EMA también ha concluido que AstraZeneca sí puede estar asociada con casos muy raros de coágulos sanguíneos asociados con trombocitopenia, es decir, niveles bajos de plaquetas sanguíneas (elementos en la sangre que le ayudan a coagular) con o sin sangrado, incluidos casos raros de coágulos en los vasos que drenan sangre del cerebro (CVST).

Señalan que se trata de casos muy raros y aislados. Recuerdan que de 20 millones de vacunados, la EMA sólo ha recibido notificaciones de 25 casos, 9 de los cuales fallecieron. La mayoría de ellos ocurrieron en personas menores de 55 años y la mayoría eran mujeres.

Debido a que estos eventos son raros, y la COVID-19 a menudo causa trastornos de coagulación de la sangre, la EMA asegura que es difícil estimar una tasa de antecedentes para estos eventos en personas que no han tenido la vacuna.

ASTRAZENECA, UNA HERRAMIENTA EFICAZ CONTRA LA PANDEMIA

El Comité opina que la eficacia comprobada de la vacuna para prevenir la hospitalización y la muerte por COVID-19 supera la probabilidad extremadamente pequeña de desarrollar trombos.

Sin embargo, a la luz de sus hallazgos, los pacientes deben ser conscientes de la remota posibilidad de tales síndromes. Si se presentan síntomas sugerentes de problemas de coagulación, los pacientes deben buscar atención médica inmediata e informar a los profesionales de la salud de su reciente vacunación. Ya se están tomando medidas para actualizar la información del producto de la vacuna para incluir más información sobre estos riesgos.

Información para pacientes vacunados con AstraZeneca

  • La vacuna COVID-19 AstraZeneca no está asociada con un mayor riesgo general de trastornos de coagulación de la sangre.
  • Ha habido casos muy raros de coágulos sanguíneos inusuales acompañados de bajos niveles de plaquetas sanguíneas después de la vacunación. Los casos notificados fueron casi todos en mujeres menores de 55 años.
  • Debido a que el COVID-19 puede ser tan grave y está tan extendido, los beneficios de la vacuna para prevenirla superan los riesgos de efectos secundarios.
  • Sin embargo, si obtiene alguno de los siguientes resultados después de recibir la vacuna COVID-19 AstraZeneca:
    • Disnea
    • Dolor en el pecho o el estómago
    • Hinchazón o frialdad en un brazo o pierna
    • Dolor de cabeza grave o empeoramiento o visión borrosa después de la vacunación
    • Sangrado persistente
    • Múltiples moretones pequeños; manchas rojizas o púrpuras; o ampollas de sangre debajo de la piel, por favor, busque asistencia médica rápida y mencione su reciente vacunación.