emails

Dos menores de 15 y 17 años, y de nacionalidad búlgara, han sido detenidos en Cheste por la Guardia Civil por torturar a un joven de la misma nacionalidad y grabar la brutal agresión con sus teléfonos móviles.

Según recoge el diario Levante-EMV, los hechos se produjeron el pasado mes de noviembre y estarían originados por una deuda de drogas. La agresión se produjo en la casa de la víctima, donde lo encerraron y le sometieron a todo tipo de vejaciones, usando incluso alicante durante la tortura.

Unos hechos que grabaron con sus propios teléfonos móviles. Por ello los agentes han intervenido el terminal del detenido de 17 años con el fin de localizar el vídeo donde grabaron las torturas y usarlo como prueba de la agresión.

La tortura provocó a la víctima lesiones graves en las piernas, manos y rostro. La Fiscalía de Menores ha acordado el internamiento de los adolescentes en un centro en régimen cerrado. Ambos detenidos cuentan con antecedentes por robos con fuerza.