La leyenda negra de Valencia: nueve muertes en un único edificio

El edificio maldito de la ciudad esconde entre sus paredes trágicos sucesos y muertes en extrañas circunstancias que nunca han llegado a resolverse

Octubre de 1957, la capital del Turia vive uno de los momentos más trágicos de su historia: la riada. De manera paralela termina la construcción de un bloque de viviendas que no tarda en saltar a la fama: es el Edificio Maldito de Valencia.

Entre sus curiosidades destaca la cifra de muertes producidas en el número 1 de la Avenida Tres Forques. Un total de nueve víctimas que empezaron en 1968 con la vedete Gracia Imperio y su pareja, y es que sus cuerpos se hallaron en la bañera.

Pero los extraños sucesos no acabaron aquí. Años después se suman los cadáveres de dos niños que se precipitaron por la ventana, un fallecido en las escaleras, otro en la puerta de su casa y un joven de 18 años que no sobrevivió a su cumpleaños.

Pero la llegada del milenio parece que no alteró la mala racha de este bloque de viviendas. En 2012 fue el turno de una joven brasileña que murió en manos de su pareja tras ser acuchillada y arrojada por las escaleras del edificio. Dos años después otro suceso volvió a alterar la tranquilidad de los vecinos tras encontrarse el cuerpo de un señor después de meses sin ser visto por el vecindario.

Lo que muchos se preguntan es si se trata de una verdadera maldición o estamos ante puras casualidades pero sea fruto del azar o una terrible maldición, lo que está claro es que este edificio llama la atención. Su historia ya cuenta con una novela e incluso un cómic y es que en este caso la realidad ha superado la ficción.