La Guardia Civil suspende la búsqueda de Marta Calvo en el pozo de Senyera

Un dispositivo de 30 agentes con buzos y expertos en montaña han investigado los 60 metros del pozo sin obtener nuevas pistas del cadáver

Más cerca de Marta Calvo: la Guardia Civil reanuda la búsqueda en un pozo de Senyera

La nueva búsqueda del cuerpo de Marta Calvo ha concluido sin éxito. Hoy la Guardia Civil había reanudado la búsqueda de los restos de la joven en un pozo de Senyera, localidad de la Ribera Alta muy próxima a Manuel.

Alrededor de 30 agentes han trabajado en el dispositivo especial que esta mañana ha procedido a su segunda jornada de investigación. El operativo ha contado con un equipo de buzos y de especialistas en rescates de montaña pues el pozo tiene 60 metros de profundidad.

Sin embargo, los trabajos no han obtenido los frutos previstos. La Guardia Civil ha abierto el pozo para inspeccionarlo con una cámara subacuática. Las imágenes no han mostrado nada anómalo por lo que se ha procedido a cerrar de nuevo la cavidad.

Ahora las investigaciones se centran en la casa abandonada y sus alrededores, una zona con muchas zarzas y matorrales densos que dificultan las labores de rastreo. Fue una vecina quien declaró haber visto al presunto asesino, Juan Ignacio Palma, en las inmediaciones de la finca en la que se localiza el pozo. Este se encontraba con el coche parado y el maletero abierto habiendo pasado solo cuatro días desde el crimen.

DOS AÑOS DE LA DESAPARICIÓN DE MARTA CALVO

Fue en noviembre de 2019 cuando se alertó de la desaparición de Marta Calvo. Palma declaró haber mantenido relaciones sexuales con la joven quien supuestamente murió por consumo de cocaína durante el coito. Posteriormente, el presunto asesino descuartizó el cuerpo de Calvo y distribuyó sus restos por diferentes contenedores.

Durante meses, la Guardia Civil estuvo rastreando los vertederos de la zona sin obtener ningún rastro. Fue el pasado mes de septiembre cuando, tras un estudio exhaustivo de la geolocalización del móvil de Palma, se detectó que había estado varias horas después del crimen en una zona de las afueras de Manuel omitida en su declaración oficial.

A pesar del giro del caso, los agentes no obtuvieron ninguna otra pista sobre el paradero de la joven. Sin embargo, la zona investigada hoy se encuentra muy próxima a la rastreada las últimas semanas. Además, se baraja la hipótesis de que el cuerpo de Marta Calvo no fuese descuartizado y se enterrase intacto.