Ultimátum al Valencia CF: cinco años para terminar Mestalla

Continúan las obras del entorno del estadio para mejorar su accesibilidad con un recorrido peatonal de 300 metros que lo unirá a la iglesia de Benicalap

Vista aérea de las obras inacabadas del Nou Mestalla
Vista aérea de las obras inacabadas del Nou Mestalla.

La vicealcaldesa y concejala de Desarrollo y Renovación Urbana, Sandra Gómez, ha visitado esta mañana las obras de acondicionamiento urbano de la zona del Nuevo Mestalla, en el barrio de Benicalap, cuya finalidad es lograr una notable mejora en la accesibilidad del entorno del nuevo campo de fútbol, un aumento de la seguridad en torno a las zonas escolares, la reducción de la contaminación acústica y la creación de un nuevo y atractivo recorrido peatonal que supone un elemento diferenciador dentro del barrio de Benicalap.

«Estas obras de mejora han estado encaminadas a generar un espacio peatonal de 300 metros lineales que va desde la plaza de la Iglesia de Benicalap hasta prácticamente el Nuevo Mestalla. Además de la peatonalización y la ampliación de aceras de la calle Josep Grollo, otra de las prioridades ha sido mejorar la accesibilidad en un barrio como el de Benicalap con la adaptación de 27 pasos de peatones y 51 rampas», ha destacado Gómez al finalizar su recorrido por el barrio.

Sandra Gómez durante la visita al entorno de las obras del nuevo Mestalla en Benicalap.
Sandra Gómez durante la visita al entorno de las obras del nuevo Mestalla en Benicalap.

La concejala ha recordado que estos trabajos, por un importe de más de 250.000 euros, han sido a cargo del Valencia Club de Fútbol, con el que en su día se firmó una Actuación Territorial Estratégica (ATE). «El nuevo estadio es algo importante para la ciudad, no solo para este barrio, y por eso el Nuevo Mestalla se tiene que hacer sí o sí. La obra no puede quedar parada sine die, hay que dar una respuesta y una solución», ha afirmado Gómez, quien ha recordado que el club de fútbol aún tiene pendiente el pago de dos anualidades, por un importe aproximado de 180.000 euros, para continuar mejorando la accesibilidad del barrio.

Además, Sandra Gómez ha sido clara con respecto a la fecha de finalización de las obras del estadio y ha asegurado que el Ayuntamiento no aceptará una nueva prórroga por lo que el club debería terminar la construcción en 2025. Aunque la renovación del plazo de 2015 marcó que el nuevo Mestalla se debería acabar en 2022, Gómez ha señalado que saben que esto será imposible para entonces pero sí será factible con la prórroga prevista de tres años.