taxis
Cola a la salida de la terminal de cruceros del Puerto de Valencia.
Compartir

Valencia se vuelve a quedar sin taxis durante esta Semana de Pascua debido a la mala regulación de la Generalitat, según la Plataforma de Afectados por la Nueva Ley del Taxi, por reducir estos días la flota un 50% aún siendo, excepto el pasado lunes, una semana laborable.

Durante toda la jornada del 5 de abril fue muy difícil conseguir un taxi en la ciudad, problema que aumentaba en las paradas del muelle de cruceros donde cientos de clientes enfadados llevaban horas esperando un taxi, muchos de ellos con el tiempo justo y cargados con maletas destino al aeropuerto.

“Es incomprensible que después de lo que pasó el primer día de Fallas, la Conselleria vuelva a regular mal las vacaciones y deje sin servicio de taxi a la población esta semana, que aunque los niños no tengan colegio, la población sí que va a trabajar como un día normal y los cruceristas siguen llegando al Puerto según el calendario marcado, no de improvisto”, asegura la presidenta de la Plataforma de Afectados por la Nueva Ley del Taxi, Isabel Segura.

Semana “festiva” para los taxistas

Y es que, la Generalitat ha decidido considerar esta semana también festiva dentro del calendario obligatorio de las vacaciones marcado para los taxistas. Drante estos días la mitad de los conductores han debido quedarse en sus casas por decretazo de la Consellera, sin poder trabajar, sin poder ofrecer un servicio público que está demandando la población y que es necesario.

Para Isabel Segura, “con estas decisiones arbitrarias, la Administración Autonómica no sólo castiga a los taxistas, sino que está perjudicando a toda la población que no dispone de un servicio de calidad y se está cargando el turismo de cruceros que, si se repite el caos de hoy, posiblemente se platee otros destinos con mejores transportes para sus clientes”, añade la Presidenta de la Plataforma.

El sector del taxi no entiende cuáles son los criterios de la Generalitat para regular las vacaciones de los taxistas para que no puedan trabajar, aunque haya una demanda real, perjudicando gravemente al sector. Para que esto no vuelva a ocurrir, la Plataforma de Afectados por la Nueva Ley del Taxi no descarta la posibilidad de denunciar el calendario.