Compartir

Cada día, del 1 al 19 de marzo, cuando el reloj del ayuntamiento marca las 13.59 horas, Juan Picazo, más conocido como el ‘Algarrobo’, da el aviso para que pueda empezar la mascletà.

Desde abajo y con la mirada fija en las manecillas del reloj del ‘cap i casal’, espera para ponerse el casco verde, que, sin duda, lo caracteriza e identifica

Sin importarle el siseo de los impacientes, mira al balcón donde aguardan las falleras y da así el pie a la frase que todo el mundo espera oír: Senyor pirotècnic, pot començar la mascletà! Pero desde primera hora ya está en la Plaza del Ayuntamiento

A partir de las 13.45 horas está pendiente del reloj, porque el primer disparo de aviso lo ordena cuando faltan diez minutos y el segundo a los cinco. Y como el mismo dice, no pueden haber errores

Una figura indispensable y desconocida por muchos y para quien el reloj no se para. Cuando le preguntan por su jubilación responde que aún le quedan unos cuantos. Mientras, continúan las ganas de pólvora y la cosa ‘Va de bo!’.