Las toallitas ponen en jaque a València

La retirada de 5.000 toneladas de toallitas durante dos años permitirá el funcionamiento regular del colector norte de la ciudad

El baño no es un contenedor de basura. Este es el mensaje para que no vuelva a repetirse el atasco de toallitas y otros elementos del inodoro registrado en 3’5 kilómetros del colector norte de Valencia. Se trata del caso más grave del que hay constancia.

Tras la limpieza de 1’6 kilómetros y la retirada de 5.000 toneladas de toallitas la situación de emergencia que suponía el riesgo de vertidos al río Turia se dará por finalizada en un mes.

En este mes se trabajará en la limpieza de alrededor de 150 metros del tramo más dificultoso.

Aún quedará un kilómetro y medio por limpiar del que se calcula que se extraerán 2.000 toneladas de toallitas. Unos trabajos que el Ayuntamiento de València prevé sacar a licitación para su ejecución.

Valencia pone en marcha el nuevo Rastro que será más grande y verde que nunca