el trencadís del Palau de la Música

La Policía Nacional investiga el robo de más de 5.000 euros denunciado por el Palau de la Música de Valencia. Al parecer, el dinero se encontraba en el interior de una caja de seguridad que hay en el despacho del director, Vicent Ros.

Según ha explicado el alcalde de Valencia, Joan Ribó, el dinero era para cubrir las devoluciones de entradas que no se usaron durante el estado de alarma ante la cancelación de las actuaciones. Además, ha matizado que no era «una cantidad tan importante».

El edil ha explicado que la mayoría de devoluciones se hicieron de forma electrónica pero todavía quedaban tickets por abonar. «Hay personas que no usan estos mecanismos y necesitamos utilizar dinero», ha señalado.

Ribó ha declarado que la denuncia se interpuso «hace tiempo» ya que fue el pasado mes de agosto cuando tuvo lugar el delito. En ese momento el personal estaba de vacaciones sin acceso al auditorio. Por ello, fue tras la finalización de éstas, el 1 de septiembre, cuando se detectó la desaparición del dinero.

LA OPOSICIÓN PIDE EXPLICACIONES

Además, en declaraciones realizadas antes del pleno y recogidas por EFE, la popular ha destacado que «algo raro está pasando en el Ayuntamiento». «Es el segundo mes de agosto en el que nos estafan o nos roban. O tenemos muy poca prudencia y cuidado y gestionamos muy mal el dinero de los valencianos o hay algo extraño que se tiene que explicar».

El portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, ha seguido la misma línea del PP. «Primero estafa en la EMT, ahora hurtos en el Palau. Pero bueno, ¿Qué forma es esta de dirigir, de controlar y de custodiar el dinero que viene de los impuestos de los valencianos».

Giner ha añadido que van a exigir a Ribó que explique qué ha pasado con el hurto. «Esperemos que nos dé una explicación convincente. Hablamos de actuar diligentemente con un dinero que procede de los impuestos de los valencianos. Ese dinero es sagrado y no se está tratando con la diligencia que merece«, ha sentenciado.