Ribó llama a los valencianos a
Una patrulla de la Policía Local de Valencia controla el cumplimiento de las medidas sanitarias en la calle Colón.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha hecho un llamamiento a todos los ciudadanos de la capital del Turia a autoconfinarse. Ribó ha asegurado que «es muy importante que la gente esté en casa lo máximo posible, que se confine al máximo de sus posibilidades». Además, ha pedido a los valencianos que respeten «escrupulosamente las normas marcadas por la Generalitat».

Respecto a esa normativa autonómica, el edil ha sido claro: «a algunos nos gustaría que fuera un poco mas estricta». De esta manera, Ribó ha manifestado su apoyo a la iniciativa de Mónica Oltra de confinar. «Es un momento muy preocupante», ha señalado, «se deben tomar todas las medidas a todos los niveles de prevención».

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha vuelto a descartar el confinamiento. «Hay margen todavía para llegar a otras medidas antes de un confinamiento domiciliario, que también tiene consecuencias muy negativas sobre la salud. Es competencia estatal pero, en cualquier caso, sería el último espacio posible», ha asegurado.

Puig ha recordado que la Comunitat Valenciana cuenta actualmente con unas de las medidas «más restrictivas de España». Además, siguiendo el discurso de la consellera de Sanitat, Ana Barceló, ha recalcado que ya se está viviendo «un semiconfinamiento».

El líder del PSPV ha avanzado que en los próximos días se evaluarán los resultados de las últimas restricciones. En función de la situación epidemiológica, el Consell tomará «las medidas que corresponda». Sin embargo, ha añadido que «no por aumentar las medidas vamos a aumentar la capacidad de respuesta».

Ribó llama a los valencianos a "confinarse al máximo"
Ximo Puig y Joan Ribó en la reunión de la mesa institucional junto con los alcaldes de Valencia y Alicante y los presidentes de las Diputaciones.

120 MILLONES DE AYUDAS PARA LA HOSTELERÍA Y EL OCIO

Tanto Puig como Ribó han coincidido esta mañana en la reunión de la mesa institucional para abordar las medidas económicas que se destinarán para la recuperación de la Comunitat Valenciana.

En ella se ha acordado un fondo específico de 120 millones de euros. Dicha cantidad se destinará a ayudar a las empresas y personas autónomas afectadas por las restricciones. La Generalitat aportará un 50%, las Diputaciones provinciales un 30% y los Ayuntamientos un 20%.

«Hay muchos miles de personas autónomas que están sufriendo la situación» económica derivada de la pandemia, ha manifestado el alcalde. «Queremos ayudarles por parte del Ayuntamiento y otras instituciones a salir de esta situación».

Ribó ha hablado de varias «medidas que empezamos a tomar esta misma semana para ayudar a todos los sectores implicados». Así, ha informado que la Junta de Gobierno aprobará este viernes «una serie de modificaciones de carácter fiscal para rebajar o eliminar las tasas».

En concreto, se rebajará la tasa de alcantarillado y se suspenderá la tasa de mesas y sillas; la tasa de mercados extraordinarios; y la tasa de quioscos. Dichas medidas se aplicarán «en principio durante seis meses, pero dejándolo abierto a si la situación se prolonga».