El coronavirus contagia a 55 municipios valencianos
Ciudadanos en una terraza de Gandía durante la Fase 1 de la desescalada. / EFE.

El president del Consell, Ximo Puig, ha anunciado que la Generalitat quiere modificar aspectos sobre la limitación de aforos. El objetivo es reactivar la actividad para fomentar la economía valenciana pero sin poner en riesgo la salud ciudadana.

Una de las propuestas es reducir la distancia entre mesas tanto de terrazas como del interior de bares y restaurantes. Dicha distancia pasaría de los 2 metros actuales a 1,5 metros. Esto ampliaría la cantidad de mesas a cubrir pero evitando aglomeraciones.

Además, también se ha propuesto aumentar al 75% los aforos de los locales de ocio nocturno. A día de hoy, los pubs y discotecas pueden abrir un tercio de su aforo para contar con más espacio. No obstante, no se ha señalado nada sobre la restricción de bailar. Se entiende que esta actividad seguiría prohibida para garantizar el cumplimiento del distanciamiento social.

SANITAT DECIDIRÁ SEGÚN EL AVANCE DE LA PANDEMIA

Con la nueva normalidad son las autonomías quienes pueden decidir las medidas a cumplir para garantizar la seguridad ciudadana. Por ello, la iniciativa autonómica podría seguir adelante aunque deberá contar con la aprobación de la Conselleria de Sanitat.

Puig ha precisado que mantendrá una reunión en los próximos días con la consellera de Sanitat, Ana Barceló. Ha indicado que cualquier cambio en estas restricciones vendrá determinado por la decisión que adopte la Conselleria atendiendo a los criterios de seguridad sanitaria.