Astrazeneca y Oxford paralizan los ensayos de la vacuna contra el coronavirus

El grupo farmacéutico AstraZeneca ha anunciado la paralización temporal de los ensayos clínicos referentes a la vacuna contra el coronavirus. La compañía británica que trabaja en la investigación junto a la Universidad de Oxford ha detectado la aparición de una «una enfermedad potencialmente inexplicable» en uno de los participantes.

Según el comunicado oficial, tras la detección se ha pausado la vacunación «de manera voluntaria». Además, han activado el «protocolo de revisión estándar» para «permitir una revisión de seguridad por parte de un comité independiente». Desde AstraZeneca aseguran que se trata de una acción «rutina» que se activa siempre que se detectan estas anomalías.

El laboratorio con sede en Londres también ha explicado que durante los ensayos a veces hay enfermedades causales. No obstante, señalan que éstas deben revisarse de manera independiente. «Estamos trabajando para acelerar la revisión de este evento único para minimizar cualquier impacto potencial en el cronograma del ensayo», agregan.

Respecto a los datos del paciente, no hay información oficial sobre la gravedad de su estado de salud y su lugar de residencia.

3 MILLONES DE DOSIS PARA ESPAÑA

La vacuna de AstraZeneca y Oxford era hasta ahora una de las más avanzadas contra la COVID-19. El Gobierno de España había adquirido ya un total de tres millones de dosis. La intención era poder arrancar la campaña de vacunación contra el virus a finales de año, fecha que ahora podría demorarse.

Hasta el momento, esta vacuna, denominada AZD1222, se ha probado en miles de voluntarios de Reino Unido, Estados Unidos, Brasil y Sudáfrica. Actualmente se encuentra en la fase tres de los ensayos clínicos, el último paso para confirmar su eficacia.

No obstante, dicha vacuna no es la única que va avanzada en su estudio. La compañía Janssen, empresa de Johnson&Johnson, empezará la próxima semana los ensayos clínicos con 190 voluntarios españoles.