La Policía Nacional investiga la muerte de un hombre de 50 años que falleció tras sufrir una caída y un corte en el cuello el pasado viernes. Según publica el diario Levante, los hechos tuvieron lugar en un descampado cuando iba con un amigo por la avenida de los Naranjos de València.

Los hechos sucedieron el pasado viernes por la noche cuando la sala del 091 recibió una llamada para que se dirigieran al tanatorio de la avenida de los Naranjos donde había un hombre sangrando abundantemente por el cuello.

Los implicados incumplían el confinamiento obligatorio decretado tras el estado de alarma como consecuencia de la expansión del coronavirus, según han informado fuentes policiales. La causa de la muerte es de etiología violenta indeterminada, aunque posiblemente sea accidental.

Según publica el diario Levante, la víctima de 50 años iba en compañía de otro hombre con el que, instantes antes, había estado en un descampado del vial universitario. En un momento determinado, la víctima se cayó al suelo y el acompañante se percató de que sangraba por el cuello.

Los dos hombres decidieron salir del lugar y aproximarse al edificio más cercano, el tanatorio, desde donde pidieron asistencia médica y se dio aviso a la Policía. Efectivos sanitarios trasladados al lugar atendieron al herido de la lesión que presentaba, un golpe y un corte sangrante en el cuello, pero el afectado se negó a ser trasladado a un centro hospitalario y siguió su marcha con su acompañante.

Al cabo de un rato, la víctima vuelvió a caerse en la calle, se desvaneció y se dio de nuevo aviso a la Policía y sanitarios, que regresaron al lugar y trasladaron al herido al Hospital Clínico de València, donde falleció.