Trabajar cuatro días: el programa piloto por el que apuesta Valencia
Interior de la sede de Desigual en Barcelona.

Trabajar de lunes a jueves es el sueño de muchos empleados y comienza a ser una realidad. Esta semana el Gobierno de Bélgica ha dado luz verde a la reducción de la semana laboral de cinco a cuatro días, una medida que también comienza a tomar forma en la Comunitat Valenciana.

La Generalitat ha dado un paso más en la conciliación de la jornada laboral de cuatro días. El conseller de Economía Sostenible, Comercio y Trabajo, Rafa Climent, ha confirmado que habrá ayudas para las empresas valencianas que apuesten por esta jornada laboral.

A través del Labora, las compañías que se adapten a esta nueva distribución de trabajo tendrán ayudas económicas en sus primeros tres años de implantación. Para el conseller de Economía, la clave es ser capaces de cambiar la forma de trabajar de algunas empresas. Sobre todo, en el aspecto de la efectividad fomentando la mayor conciliación laboral de sus trabajadores.

EJEMPLOS DE ÉXITO: EL CASO DE DESIGUAL

Un caso de éxito en la aplicación de esta reforma de la distribución laboral en España es el de Desigual. La compañía española de moda ha sido una de los pioneras en adoptar este formato que arrancó en 2021.

La empresa, con sede en Barcelona, aprobó la llegada de la jornada laboral de cuatro días tras realizar una prueba piloto entre sus trabajadores. Tras testar su funcionamiento, Desigual realizó una encuesta para que fuesen los empleados quienes decidiesen el futuro de la compañía. La propuesta fue todo un éxito y recibió el apoyo del 86% de los trabajadores.

Sin embargo, el caso de Desigual no ha sido igual que la reforma belga. El país europeo ha apostado por un modelo de trabajo que no suponga una reducción de horas, es decir, los trabajadores deberán concentrar su horario semanal actual pero en cuatro días.

Por el contrario, en la compañía española la reducción del número de jornadas conllevó una disminución de las horas trabajadas. Dicha rebaja del horario supuso así una bajada salarial pactada previamente con los trabajadores.

Desde su aplicación en 2021, los empleados de Desigual trabajan de lunes a jueves perdiendo un 6,5% del salario anual. Además, estos cuentan con una ventaja adicional: la posibilidad de teletrabajar un día de la semana.