Las fallas sostenibles son posibles gracias al hyperin

El hyperin, creado gracias a la paja de arroz, permite fomentar la economía circular, eliminar residuos y aportar valor en un producto que ya tiene valor por sí mismo.

117

Ana Blasco y Tomás Llorente visitaron el programa Vive las Fiestas para contarnos novedades sobre el nuevo material que han creado a base de paja de arroz para la construcción de fallas.

La idea de estos arquitectos e ingenieros, surgió al observar el humo negro que salía durante la cremà ; y por tanto vieron la necesidad de modificar el polietireno por otro material que no contaminara tanto y generara un humo blanco.

El material, creado gracias a la paja de arroz, permite fomentar la economía circular, eliminar residuos y aportar valor en un producto que ya tiene valor por sí mismo, según nos indicaba el madrileño Tomás Llorente.

La problemática con la que se enfrentaron y que muchos se plantean es si puesto que la quema de arroz contamina, y genera problemas respiratorios, si habrá problemas con la quema de las fallas realizadas con este material. La ingeniera Ana, explicó en el programa Vive las Fiestas que no existe problema ya que la paja se encuentra tratada, triturada y seca y mezclada con aglutinantes que genera un humo de color blanco y por tanto que no emite CO2. 

Durante las fallas del 2018 Ana y Tomás,  ya construyeron su primera «ecofalla», que se plantó en la falla Plaza de la Merced, una barraca de paja, que ya demostró que dicho material es posible.

Además otro beneficio, gracias a la utilización del hyperin, material ignífugo, con resistencia al fuego a 100º,  como base de las fallas se evitaría estropear el pavimento y además, podría ser reutilizable, como bien indicó la ingeniera.

Para más información sobre el material se puede consultar la página web http://www.combustioneco.com.

El hyperin ya se encuentra en Lanzadera, la aceleradora de empresas liderada por Juan Roig, y pronto presentará novedades, en el ámbito de las fallas así como de la construcción.

Paja de arroz para construir fallas y edificios