fuset

Pere Fuset, el ya exconcejal de Cultura festiva (aunque aún no se haya modificado en la web oficial), y aún concejal de Administración Electrónica del Ayuntamiento de Valencia, ha acudido hoy a los juzgados en calidad de investigado por el fraccionamiento de contratos de ExpoJove y la batalla de flores, ambos pertenecientes a su antigua concejalía.

«No estoy de vacaciones pagadas»

Fuset antes de entrar a declarar ante el juez ha atendido a los medios de comunicación. Unas declaraciones donde se ha defendido de las acusaciones que hace sólo unos días le lanzaba la portavoz del partido popular en el Ayuntamiento de Valencia. Recordemos que María José Catalá afirmaba que la renuncia de Fuset a parte de sus competencias le hacía pasar a un estado de vacaciones pagadas.

Pere Fuset ha afirmado «ninguno de los concejales del Ayuntamiento de Valencia con acta tenemos vacaciones pagadas», dice que ahora lo que tiene es menos trabajo pero también cobra menos por ello. Ha añadido que «quien lo dice debería pensar en las atribuciones que tiene ella». Siguiendo con la crítica a Catalá, ha dicho que con sus palabras esta viendo esto como una cuestión puramente crematística cuando «mi motivación siempre ha sido la de estar al servicio de la fiesta y de la ciudadanía»

Tranquilo y colaborativo con la Justicia

Fuset se ha mostrado confiado en su inocencia. «Tengo toda la tranquilidad del mundo y además confío plenamente en el propio servicio encarado de tramitar estas cuestiones», ha afirmado.

«Cuando tienes la conciencia tranquila de haber actuado siguiendo los renglones rectos que marca el Ayuntamiento, esto no es plato de buen gusto»

El exconcejal de Cultura Festiva se ha mostrado en todo momento colaborativo con la justicia, «se trata de responder a todas las preguntas, aportar toda la documentación necesaria y dar la cara».

«A veces parece que estás en una película»

Pere Fuset ha confesado que está pasando uno de los momentos más difíciles de su vida. «Posiblemente sea uno de los momentos más duros de mi vida» ha dicho en la puerta de la Ciudad de la Justicia de Valencia. También ha agradecido las muestras de apoyo y de «humanidad» que está recibiendo incluso de aquellos con los que ha mantenido discrepancias en su cargo. «En estos momentos duros agradeces el calor humano», ha dicho.