Agentes se ponen a multar
Un agente de la Guardia Civil de Tráfico da el alto a un vehículo durante un control de velocidad en la carretera CV-32 de Museros. EFE/ Manuel Bruque

La Dirección General de Tráfico (DGT) avisa de una presunta estafa donde suplantan su imagen corporativa. Envían correo con notificaciones falsas de multas a los conductores. «De nuevo tenemos en circulación una comunicación ‘fake’ que llega a través de ‘email’ sobre una falsa multa de la DGT. No piques, elimínalo directamente, no pinches en ningún enlace. La DGT nunca comunica las sanciones así», dice en Twitter.

Hay que ir con cuidado, un ciberdelincuente busca ganarse nuestra confianza para quitarnos datos personales o dinero. Las víctimas reciben un correo electrónico con una supuesta dirección de la DGT que solicita el pago de una multa. Puede llevar a engaño porque llevaba el logotipo y simbología del Ministerio del Interior. Intentan que hagas click en un enlace, no lo hagas, se descarga un virus automáticamente que te robará información.

Lo mejor es eliminarlo lo antes posible y alertar sobre el fraude. En caso de haber cliqueado, intenta recopilar toda la información posible: correos, capturas de conversaciones mediante mensajería electrónica.