El coronavirus pierde fuerza y la Comunitat Valenciana pasa a

La Comunitat Valenciana entra en un nuevo escenario de la pandemia del coronavirus por partida doble. Por un lado, la autonomía estrena hoy el último decreto del coronavirus. Este marcará las medidas que regirán la vida de los valencianos hasta el próximo 9 de octubre. Por otra parte, la Comunitat ha pasado a un nivel de «riesgo bajo» de contagios gracias al descenso de los casos en las últimas semanas.

Según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, la Comunitat Valenciana presenta actualmente una incidencia acumulada de 50,54 casos por cada 100.000 habitantes. La cifra supone un escenario de riego bajo en el que ya se encuentra casi todo el país.

Es la primera vez en los últimos cuatro meses en el que la autonomía ha logrado alcanzar dicho nivel. Fue el pasado 10 de marzo, en plena desescalada de la tercera ola de contagios, cuando la Comunitat alcanzó esta fase de alerta por última vez.

Durante poco más de dos meses, hasta el 18 de mayo, la región valenciana consiguió frenar los nuevos casos de coronavirus. A partir de entonces, coincidiendo con la apertura de medidas, la autonomía fue aumentando el nivel de peligrosidad hasta dispararse las alarmas en el mes de julio con un riesgo extremo.

MENOS HOSPITALIZACIONES Y MÁS VACUNADOS CONTRA EL CORONAVIRUS

Además de descender en número de positivos, la Comunitat también ha bajado en los indicadores asistenciales. Actualmente hay 194 pacientes covid hospitalizados con una presión en planta del 2%. En cuanto a la UCI, son 52 personas las ingresadas (6,8%).

En el descenso de casos y de hospitalizaciones ha ayudado, además de las restricciones, la alta tasa de vacunación. Según los últimos datos, la autonomía ya ha vacunado con la pauta completa al 77,7% de la población; mientras que el 80% tiene al menos una dosis de la vacuna. A estos datos se suma que 12.000 mayores ya cuentan con una tercera dosis de refuerzo.