Sanidad cambia la normativa sobre el uso de mascarillas en playas y piscinas
Un socorrista recorre la playa de Benidorm. / FOTO: MANUEL LORENZO (EFE).

La primera ley anticovid de España ya está en vigor. La nueva normativa endurece desde hoy el uso de la mascarilla y aplica una normativa común a todas las autonomías. La ley supone además la obligatoriedad de su uso en piscinas y playas, un protocolo que ha levantado polémicas.

En el caso de Baleares ya han avanzado que no se multará en las playas a pesar de la ley. Su consellera de Sanidad ha asegurado que la mascarilla no será obligatoria ni para tomar el sol ni estando en grupos de convivencia. Sin embargo, sí deberá llevarse cuando se esté con otro grupo diferente al de convivencia.

Por parte de la Comunitat Valenciana, la consellera de Sanitat, Ana Barceló, ha anunciado que hará aportaciones a la normativa. Así lo ha desvelado hoy la propia Generalitat tras la participación de Barceló en la reunión del Consejo Interterritorial.

El objetivo es que regule el uso de la mascarilla en los espacios de playas de cara a la época estival. La propuesta pasa porque los usuarios de las playas estén exentos de su uso cuando se encuentren dentro de un perímetro de seguridad de dos metros de distancia y durante el baño.

100€ DE MULTA POR TOMAR EL SOL SIN MASCARILLA

La consellera ha insistido en que «sea cual sea la normativa los ciudadanos deben cumplir siempre las recomendaciones y normas establecidas por las autoridades sanitarias», ya que «los buenos datos no pueden llevar nunca a la relajación del cumplimiento de las medidas».

Por el momento, la nueva ley obliga a usar la mascarilla en cualquier espacio público. Las excepciones son en el ámbito deportivo o personas dependientes o con enfermedades. Por tanto, aquel que tome el sol esta Semana Santa podría ser sancionado en la playa si lo hace sin mascarilla. La multa a la que se enfrentaría sería de hasta 100 euros.

EL MINISTERIO DE SANIDAD REVISARÁ LA NORMATIVA

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha sido la responsable de presidir el Consejo Interterritorial. En él se ha pactado que revisará la nueva ley para plantear propuestas en la próxima reunión convocada para la semana de Pascua.

El objetivo de la ministra es que la ley se aplique por igual en todas las autonomías. Por ello, ha señalado que deben «llegar a acuerdos y que sean lo más técnicos y sustanciados posibles».