Caras de satisfacción y alegría por volver a trabajar. Esto es lo que reflejaban los rostros de las 80 personas mayores de 55 años que este martes arrancaron una nueva etapa laboral en el Ayuntamiento de Valencia. Todos ellos forman parte del programa ‘Oportunitats +55’, una iniciativa que visibiliza el drama social vivido por uno de los colectivos más castigados durante la crisis económica.

Además de servir como puente para continuar trabajando, el programa laboral del Ayuntamiento pretende visibilizar a las empresas la idea de que han de contar con la experiencia de este colectivo. Por otra parte, esta iniciativa también ayuda en la cotización de las pensiones y mejora la vida de estos vecinos de Valencia.

Y aunque en esta ocasión sólo había trabajo para ochenta personas, desde el Ayuntamiento ya han anunciado que ‘Oportunitats +55’ no acabará aquí. Una vez concluyan los nueve meses de empleo de la primera promoción conoceremos los detalles de la segunda edición con la que más personas tendrán la oportunidad de reincorporarse al mercado laboral.

Rafa, el primer hombre de Valencia que cambia de sexo en una única operación