Ciutat Vella se cierra al tráfico: las 5 cámaras que multarán si circulas por estas calles de Valencia
Plaça del Mercat de Valencia.

El norte del centro histórico de Valencia se cierra al tráfico a nivel general. Desde este lunes 1 de marzo sólo los residentes de Ciutat Vella podrán transitar por estas calles de la ciudad. Un total de cinco cámaras de vigilancia serán las responsables de controlar los accesos. En caso de incumplimiento, las sanciones ascenderán a 200 euros por vehículo.

La nueva medida aprobada por la concejalía de Movilidad de Giuseppe Grezzi entra hoy en vigor siguiendo el modelo de Madrid Central. El Ayuntamiento de Valencia aprobó el pasado mes de noviembre la APR (Áreas de Prioridad Residencial) de Ciutat Vella Nord. Este plan supone limitar la circulación y estacionamiento salvo si se dispone de una tarjeta de acceso.

El mismo consistorio es el responsable de facilitar la gestión de estas tarjetas disponibles sólo para residentes, comerciantes y hosteleros. No obstante, hay excepciones para el transporte público, taxis, vehículos de emergencias y vehículos de movilidad personal (bicis, patinetes…).

Plano de las calles cerradas a residentes y de los controles de acceso instalados en Ciutat Vella.

CÓMO SE CONTROLARÁN LOS ACCESOS DE CIUTAT VELLA

Un sistema de cámaras de seguridad será el responsable de cotejar las matrículas que accedan a las calle de Ciutat Vella. Son un total de cinco cámaras las que ya han sido instaladas, éstas se encuentran en los siguientes puntos: calle de Corona (desde Guillem de Castro); Salvador Giner (acceso desde la plaza del Portal Nou); calle Salvador (cruce con Trinitaris); plaza del Mercat; y a la salida del aparcamiento del Mercado Central (sentido calle de la Boatella).

Las imágenes llegarán directamente a Procedimiento Sancionador sin pasar por la Policía Local de Valencia. Allí se verificará la identidad del conductor para comprobar si dispone de los permisos necesarios para el acceso. Las sanciones ascenderán a los 200 euros aunque este mes de marzo no habrá multas. Será a partir de abril cuando comience a sancionarse a los conductores infractores.

En el caso de repartidores en bicicletas no tendrán problema para acceder. Sin embargo, aquellos repartidores que vayan en coche o furgoneta sí deberán estar registrados. Además, podrá accederse a los aparcamientos del barrio como el de Ciudad de Brujas pero se deberá guardar los tickets para justificar la entrada.