Cavadas opera a uno de los supervivientes del atropello ciclista de Jávea

El ciclista continuaba utilizando muletas año y medio después del accidente por un problema en la soldadura del fémur.

Cavadas

Han pasado diecinueve meses desde que se produjese el atropello de Oliva a seis ciclistas integrantes de la sección de triatlón Tri-Llebeig de Jávea, tres de ellos fallecidos en el accidente, dos heridos durante el siniestro y uno que pudo salvarse al saltar a la cuneta.

Ahora uno de estos supervivientes, Scott Gordon, ha pasado por el quirófano del doctor Pedro Cavadas ya que en este año y medio se había sometido a cinco operaciones sin lograr quitarse las muletas debido a un problema de la pierna izquierda, tal y como ha informado el diario El Levante.

Al parecer dicha intervención tuvo lugar la semana pasada en la Unidad de Microcirugía del Hospital de Manises, una operación que Gordon quería realizarse en manos de «el mejor», según recogen las declaraciones, asegurando que se trata de «un excelente médico y una magnífica persona».

El ciclista regresa hoy a Jávea donde iniciará la rehabilitación correspondiente para volver a caminar sin el uso de muletas ya que su sueño es volver a realizar deporte y poder competir.

El segundo superviviente también pasará por quirófano

Andrés Contreras es el otro joven del pelotón que sobrevivió al accidente aunque a día de hoy continúa con intervenciones y deberá pasar por quirófano para operarse la rótula de la rodilla. Además, aunque Contreras se ha recuperado de la lesión en la tibia derecha que finalmente ha soldado tiene como secuela una epilepsia focal.

La causante de dicho accidente fue una conductora que dio positivo en el control de alcohol y drogas. Actualmente está en libertad provisional hasta que se fije la fecha del juicio y se obtengan los informes forenses de los heridos con la evaluación de las lesiones.

Rafa, el primer hombre de Valencia que cambia de sexo en una única operación