Compartir

La  conselleria de agricultura tiene localizada la cepa de Xylella Fastidiosa en la localdad alicantina de Guadalés. Según el protocolo, los técnicos de la Generalitat han procedido a su destrucción para evitar que la bacteria se extienda porque  la enfermedad que provoca en los árboles, es incurable.

Los responsables de esta jornada informativa consideran vital que los agricultores sepan cómo deben enfrentarse a una plaga de estas características y saber cuáles son las consecuencias de una plaga como la de la Xylella Fastidiosa.

La Comunitat Valenciana está tomando todas las precauciones que se dictan desde Europa para que la agricultura no vuelva a verse puesta en peligro por una bacteria, como la Xylella Fastidosa, que puede ser perjucial para la producción de frutas y verduras.