Compartir

La miel ha vuelto a ser protagonista. La Feria Valenciana Fivamel ha vuelto a recibir a medio centenar de expositores y a miles de visitantes que año tras año llenan las calles de Montroy en una feria declarada de interés turístico.

Además de promocionar la gran cantidad de mieles valencianas, en los mostradores se podían ver todo tipos de productos relacionados con la miel, así como elaboraciones artesanas de turrones, caramelos, vinos o mistelas para hacer frente a los primeros días fríos del invierno.

Así, Fivamel ya es un referente dentro de las ferias gastronómicas de la Comunidad Valenciana, como lo es Montroy en el mundo de la apicultura.