Compartir

Todavía se desconoce si la Comunitat Valenciana dirá adiós a las bolsas de plástico de un solo uso, una medida que afectaría a todos los comercios y en especial a los supermercados. Desde Mercadona tienen claro que la sostenibilidad del medio ambiente es lo primero. Por ello han arrancado una prueba piloto donde el consumidor puede elegir el modo de transportar su compra, siempre con materiales reutilizables y reciclables.

Gracias a este laboratorio, Mercadona escuchará durante casi dos meses las aportaciones referentes a esta iniciativa tanto de los clientes como de los trabajadores. De esta manera, desde la compañía de Juan Roig se barajarán todas las opciones propuestas antes de implantar la bolsa que mejor se adapte a las necesidades de los consumidores. 

Ejemplo de las bolsas de rafia de Mercadona.

Esta prueba piloto se suma así a otras iniciativas sostenibles que la empresa valenciana ha impulsado en los últimos años con el fin de contribuir en la conservación del medio ambiente.

Desde Mercadona aseguran que todavía es pronto para recibir las primeras percepciones del laboratorio. Sin embargo, señalan que en cuestión de un mes, a finales de junio, dispondrán de datos más precisos para decidir el método con el que transportaremos la compra sin perjudicar el planeta.