grau
Compartir

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado una pena de seis años de carcel para Alfonso Grau, exvicealcalde de Valencia, acusado de aceptar presuntamente relojes de lujo de un contratista del Ayuntamiento, Urbano Catalán, administrador del grupo Transvia.

Así consta en el escrito de acusación entregado al juzgado de Instrucción número 19 de Valencia,en el que la Fiscalía propone una pena de cárcel de un año por el delito de cohecho y cinco años por el de blanqueo de capitales. También se le reclama el pago de una multa de 75.000 euros para Grau y el decomiso de los dos relojes.

Junto a Grau, investigado en el conocido como caso Imelsa, está así mismo procesado en esta causa,el empresario Urbano Catalán, responsable de Transavia y Viajes Privilege, que gestionan el ‘bus turístic’ en la ciudad. Para él, el fiscal reclama una pena de un año de cárcel por cohecho.

Según se ha investigado, Transvia regalaba supuestamente a cambio de contratos relojes de alta gama al exvicealcalde, que el exedil del PP en el consistorio presuntamente cambiaba por otros de precio superior y abonaba la diferencia, sistema que constituiría un blanqueo.

Las diligencias se abrieron a finales de 2015 cuando el juzgado recibió una denuncia de la Fiscalía contra ambos investigados Grau y el empresario Urbano Catalán fueron detenidos el pasado 22 de febrero y quedaron en libertad con cargos tras pasar ante la Guardia Civil, donde se acogieron a su derecho de no declarar.