`Plantean tasa al turismo
Compartir

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, El alcalde de Valencia, se ha mostrado partidario de la posibilidad de implantar en la ciudad de Valencia una tasa turística. Sujeta, ha asegurado, a la aplicación de una legislación estatal.

Así lo ha manifestado en la comparecencia en la que ha destacado los buenos datos y los resultados de la campaña turística estival en la ciudad. En un encuentro con los medios de comunicación, Ribó ha defendido la importancia estratégica del turismo como motor económico, pero ha defendido la importancia de apoyar un desarrollo sostenible y equilibrado del sector, y ha destacado la necesidad de que los trabajadores de éste también se beneficien de los buenos resultados.

“El turismo es el principal motor económico y de creación de empleo de la ciudad, y constituye el 13,2% de PIB de la Comuintat Valenciana”, ha recordado el alcalde. Ribó ha destacado datos como el incremento del 15% en el aeropuerto de València en los primeros siete meses del año; el aumento de visitantes de L’Albufera; el incremento de personas que han acudido a los museos, como el Museo Fallero (que ha duplicado el número de visitas respecto a 2016) o los museos de Las Rocas y la Semana Santa. “Estamos logrando uno de los objetivos que nos habíamos planteado desde el principio, que es la diversificación”.

De hecho, el alcalde ha ofrecido un dato que ilustra perfectamente el buen estado de salud del sector en la ciudad: “ha venido más gente que en el momento máximo de la América’s Cup en 2007”.

En este contexto, Ribó ha defendido que la gestión de este sector ha de pasar por la diversificación y la sostenibilidad. “Los estudios indican que el turismo en todo el mundo va a crecer enormemente, y por eso, un turismo sostenible no puede ser aquel que crezca de manera indefinida, sino que ha de llegar a unos equilibrios y se ha de diversificar”, ha afirmado.

Además, Ribó ha defendido que los beneficios del turismo se repartan entre todos los agentes implicados: “los trabajadores del sector han de lograr dos cosas fundamentales: más estabilidad laboral y mejores salarios”. “El mundo del turismo y de la restauración sufre de precariedad y salarios bajos, lo cual está en el origen de los movimientos reivindicativos que están sugiendo”.

Por eso, ha añadido, desde el Ayuntamiento de València “defendemos que los beneficios del turismo han de llegar también a los trabajadores, porque en España se da un dato terrible, que es que crece el PIB pero bajan los salarios; y tenemos la obligación de buscar soluciones”.

En tercer lugar, el alcalde ha subrayado que “también el turismo ha de respetar la convivencia”, y se ha mostrado a favor de “buscar la regularización en el caso de los apartamentos turísticos”. “Hay que plantearse que este tipo de turismo también ocasiona un aumento de los servicios para el Ayuntamiento, y habrá de pagar una tasa, como paga el resto de ciudadanos”.

Finalmente, Joan Ribó ha señalado la necesidad de que el sector se rija por unas normas de convivencia bien definidas, y ha señalado que se está trabajando en coordinación con la Concejalía de Policía Local “para que se respeten las formas de vivir de los valencianos”. “Turismo sí –ha concluido el alcalde- porque es una herramienta fundamental, pero hay que adecuarlo, diversificarlo y que beneficie a toda la población”.