verde
Compartir

Las obras de construcción de Marqués de Cruïlles, que ya ha sido certificado por el Green Building Council España (GBCE) como el primer residencial verde de la ciudad, han comenzado este mes y está previsto que sean entregadas a fecha de noviembre del 2018.

En toda España hay sólo 66 edificios con la citada certificación verde. De entre ellos, únicamente nueve son bloques de viviendas y hasta ahora, no había ninguno en Valencia. Estos inmuebles, se enfocan hacia la sostenibilidad desde el proceso de diseño y construcción, tienen una alta eficiencia energética y un coste de mantenimiento mucho más bajo que la media.

Seis de las viviendas situadas en la calle Cuenca 105, en pleno barrio de Patraix, ya han sido vendidas con precios que giran entre los 193.000 y los 238.000 euros. La promoción Marqués de Cruïlles conjuga los avances y materiales necesarios para que sus residentes puedan llegar a ahorrar más de 2.000 euros al año en costes de consumo energético y es que tendrá un consumo de energía primaria inferior en un 71,5% de los hogares de Valencia diseñándose para reducir en un 96% la demanda de calefacción y en un 15% la refrigeración.

Para su construcción, el arquitecto del edificio, Curro Mestre, reconocido por haber creado el hotel Barceló de Valencia o el Paraninfo de la Universitat Jaume I de Castellón, cuenta con la colaboración de Taller de Gestión Técnica (TGT) empresa encargada de la gestión integral del proyecto, con más de 1200 viviendas entregadas, que han optado por emplear materiales de menor impacto ambiental, como la tabiquería compuesta por placas de fibras de celulosa obtenidas a partir del reciclaje o aislamientos acústicos.

Así será el primer edificio verde

El edificio tendrá 16 viviendas: 12 pisos, dos dúplex de tres y cuatro habitaciones y dos áticos con terraza. De ellos, ya han sido vendidos los dos áticos, uno de los dos dúplex y tres pisos.

“Estamos orgullosos de haber vendido ya casi el 40% del edificio. Reconocemos que Marqués de Cruïlles ayudará a recuperar a Patraix como un barrio fuerte y vivible, y somos conscientes de que nuestra apuesta por la construcción con filosofía medioambiental es la construcción del futuro”, explicó Jesús Boix, consejero delegado de JECAMA, empresa promotora de la obra.

Para ser completamente verde, el edificio contará con sistema de climatización y producción de ACS (agua caliente sanitaria) mediante aerotermia, que reducen en un 37,49% las emisiones de CO2, equipos de alta eficiencia, suelos radiantes, acristalamientos con control solar, fachadas ventiladas acabadas con piedra natural, sistemas de ventilación mecánica con recuperación de energía y sistemas de ahorro de agua en griferías e inodoros, entre otras características.