cortes
Compartir

Los grupos parlamentarios de Les Corts quieren hacer “más racional” el debate sobre le estado de la Comunitat aunque existe la complicación de la limitación de presentación de propuestas para alcanzar la unanimidad que se necesita.

Así lo han planteado las diferentes formaciones tras la Junta de Portavoces, que volverá a reunirse el viernes tras el pleno extraordinario para convalidar el decreto ley de plurilingüismo del Consell, e intentar buscar un consenso de cara a la celebración del debate la próxima semana.

Existe un acuerdo del PSPV, Compromís, Podemos y Ciudadanos para limitar la presentación de propuestas de resolución y dejar 24 horas entre su presentación y su debate con el fin de que los distintos grupos puedan analizarlas, pero el PP se niega a que se limite el número de iniciativas a presentar.

La portavoz del PP, Isabel Bonig, ha afirmado que están de acuerdo con otorgar ese plazo de 24 horas, pero no apoyarán la limitación de propuestas, pues “el derecho que tienen los diputados a controlar la acción de gobierno forma parte de la democracia, igual que los servicios sociales”.

El portavoz socialista, Manolo Mata, ha destacado que el PP es el único que se niega a recortar las propuestas, y ha acusado a este grupo de “chantajear” al resto por vincular su apoyo a esta cuestión con que se habilitara el mes de agosto para que el Consell les diera documentación que habían solicitado.

Mata ha dicho que aunque el acuerdo podría adoptarse por cuatro grupos parlamentarios, no le gustaría que se alterara la ordenación de este debate “solo con una mayoría” y prefiere que haya unanimidad, aunque entiende que alguna vez habrá que aplicar el sentido común.

La diputada de Compromís Mireia Mollà ha destacado que esta cuestión se lleva debatiendo desde antes de verano y ha lamentado que el PP de nuevo se haya querido abstraer de regular mejor este debate.

Desde Podemos, el exportavoz Antonio Montiel ha considerado necesario cambiar el formato de este debate para hacerlo “más racional y útil”, ya que, a su juicio, tiene “una regulación anacrónica” que impide profundizar en los debates y que haya una conexión con la ciudadanía.

Podemos se ha mostrado partidario de dejar esas 24 horas entre la presentación y el debate de las resoluciones, y también de limitarlas, pues aunque no está a favor de restringir derechos, sí está en contra del “filibusterismo político” y de que se utilice la presentación de propuestas para provocar saturación.

Ciudadanos también es partidario de ampliar plazos y limitar propuestas, ya que, según su portavoz, Mari Carmen Sánchez, con el formato actual, en el que se presentan más de mil propuestas a la 1 o 2 de la mañana para debatir al día siguiente, ni los diputados son conscientes a veces de lo que están votando.

En la Junta de Portavoces del viernes se acordará también la situación de los diputados no adscritos que dejaron Ciudadanos y sus posibilidades de participación en el debate de los días 13 y 14.

Ciudadanos rechaza que puedan forma grupo y recuerda que la única posibilidad que contempla el Reglamento de Les Corts de forma un grupo es para aquellos diputados de un partido que se escinde de la coalición electoral a la que pertenecía.