Compartir

Cuando la reina Letizia vino a Valencia por última vez a presidir en IV Congreso de Enfermedades Raras, lo que más llamó la atención de su atuendo fueron los pendientes articulados de oro color champañ y amatista verde. Un diseño de la joyería Coolook y que, desde hace casi un año, reina en la milla de oro de la capital del Túria. Pero el cómo, cuándo y por qué la soberana adquirió esta joya, sigue siendo un misterio para los responsables de la firma en Valencia.

La reina de España, desde que forma parte de la Familia Real, suele lucir productos valencianos en cada aparición pública que realiza. Un hecho que potencia, todavía más, la marca España sobre todo en el extranjero.

Pero la soberana española no es la única personalidad de la aristocracia mundial que luce los diseños de esta joyería. Mari Chantal Miller, esposa del príncipe heredero de Grecia, también ha apostado por los diseños de Coolook.

Desde la firma manifiestan su gusto porque todas las mujeres consuman sus diseños, pero confiesan que con doña Letizia, especialmente, han encontrado a la mejor embajadora de su marca en el extranjero.