pinturas rupestres
Compartir

El territorio valenciano alberga el 40% de las pinturas rupestres de arte levantino reconocidas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. En concreto, son más de 643 lugares donde el hombre de la prehistoria dejó su huella artística sobre las rocas.

Algunos de estos enclaves arqueológicos son visitables y cuentan con un recorrido didáctico e incluso con museos anexos que desvelan información sobre la organización de las sociedades y los instrumentos que utilizaban para recolectar alimentos y cazar animales.

En las comarcas de Valencia, destacan los yacimientos visitables de Bicorp-Millares que se componen de 36 paneles rupestres distribuidos por los municipios de Bicorp, Dos Aguas, Millares, Moixent, Navarrés y Quesa.

Las pinturas de las Cuevas de la Araña (Bicorp) suponen uno de los mejores y más interesantes conjuntos del arte levantino. Entre sus composiciones destaca la conocida escena de la recolección de la miel, una actividad que hoy todavía siguen desarrollando los habitantes de la zona. Si bien es difícil calcular el origen de estas pinturas, podrían tener entre 7.000 y 9.000 años de antigüedad.

En las comarcas de Castellón se puede visitar el Parque Cultural Valltorta-Gassulla, considerado uno de los núcleos de pinturas rupestres al aire libre más importantes del mundo, que se extienden por los términos de Albocàsser, Tirig, Ares del Maestrat, Vilafranca del Cid y les Coves de Vinromà.

Los abrigos del barranco de la Valltorta albergan figuras de arte levantino y esquemático en los espacios conocidos como la Cova dels Cavalls (Tírig), Cova Remigia (Ares del Maestre), Coves de la Saltadora (les Coves de Vinromà) y los abrigos del Mas d’en Josep en Tirig y el abrigo de Centelles en Albocàsser. La visita se completa con el museo de la Valltorta.
En el Maestrazgo también se pueden visitar los abrigos de Morella la Vella, en concreto, la galería Alta de la Masía y la galería del Roure donde aparecen excelentes muestras de arte levantino.

En las comarcas de Alicante, los dos puntos de atención se centran en el Pla de Petracos de Castell de Castells y la Sarga en Alcoy.

La particularidad de los abrigos del Pla de Petracos es que las figuras son perfectamente visibles. En estos yacimientos las figuras son personas con los brazos levantados como si estuvieran orando. Esta estación rupestre cuenta con un museo de arte macroesquemático que proporciona más información sobre el entorno.

Visitar el conjunto de abrigos de la Sarga en Alcoy es lo más recomendable para tener una visión completa del arte prehistórico post-paleolítico en la cuenca mediterránea, del neolítico y de la edad del cobre. Las pinturas abarcan desde los 7.000 años hasta los 4.500 años. El arte macroesquemático es una manifestación artística exclusiva de las tierras alicantinas, caracterizada por el empleo de la pintura de color rojo oscuro y los motivos de gran tamaño y de grueso trazado. En el Centro de Interpretación se exponen materiales arqueológicos ordenados temática y cronológicamente.