Ximo Puig confinamiento perimetral

La semana del 9 de diciembre es la fecha que la Generalitat Valenciana tiene marcada en el calendario. No será hasta entonces cuando el Consell tome una decisión y anuncie las restricciones que regirán las próximas fiestas navideñas. Así lo ha avanzado hoy el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tras la presentación de la campaña de concienciación contra las agresiones sanitarias.

Puig ha garantizado que sí «habrá restricciones». «En estos momentos no pienso en una relajación de las medidas, sinceramente. Cuando lleguemos a la semana después del puente lo evaluaremos», ha apuntado.

Según el líder del PSPV, las restricciones dependerán de la situación epidemiológica que haya para entonces. «Todavía no se puede concretar nada. Debemos esperar a la evaluación de las próximas semanas», ha reiterado.

Hay que recordar que actualmente la Comunitat Valenciana presenta la mejor tasa de incidencia de la península. Los últimos datos de Sanitat hablaban de 91,93 casos por cada 100.000 habitantes en la última semana; en el caso de los últimos 14 días, la incidencia acumulada es de 284,29 casos. En ambas situaciones se está por debajo de la media nacional. En España las cifras son de 200,83 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 7 días y de 470,26 en los últimos 14 días.

A LA ESPERA DE MEDIDAS NACIONALES

El presidente de la Generalitat ha avanzado además que no tomarán «decisiones apresuradas». No obstante, ya ha alertado de que «no viviremos una fiesta como habitualmente».

Puig también ha explicado que el Consejo Interterritorial ya está trabajando en unas medidas generales. En dicho Consejo están representadas todas las Comunidades Autónomas, por lo que el líder del Consell cree que habrá la «mayor armonización posible» a pesar de que cada territorio aplique restricciones particulares como es el caso de las medidas ya anunciadas por Cataluña.