El entorno de la Lonja en las Fallas 2019.

El Ayuntamiento de Valencia ha celebrado esta semana la primera Mesa de Diálogo de las Fallas para analizar los problemas producidos durante las últimas fiestas en el entorno de la Lonja con motivo del botellón.

El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, ha sido el responsable de presidir esta mesa a la que también han asistido agentes falleros, vecinales, hosteleros y comerciantes, entre otros, para proponer soluciones con las que evitar las imágenes producidas en la noche del 15 de marzo donde se mostraba un centro histórico repleto de plásticos y botellas de alcohol.

Aunque Fuset ha asegurado que han sido unas fiestas «muy positivas en términos generales», los participantes de dicha reunión han coincidido en que debe reforzarse el control policial y aumentarse la limpieza de las vías durante las Fallas. En esta línea, el presidente de Junta Central Fallera (JCF) ha planteado que las comisiones comuniquen sus actos más multitudinarios para que el consistorio pueda planificar tanto su limpieza como su vigilancia con servicios extraordinarios.

Sin embargo, la propuesta más destacada ha sido la prohibición del botellón y por tanto la eliminación del artículo del Bando Fallero con el que se permite el consumo de bebidas alcohólicas en la calle. La idea planteada es que sólo se pueda consumir alcohol en las zonas de actividades de las comisiones falleras o establecimientos autorizados y restringir las verbenas de los entornos monumentales al interior de las carpas para evitar dañar el centro histórico de Valencia y que las fallas y sus falleros sean los verdaderos protagonistas de las fiestas.

https://7televalencia.com/es/semana-santa-marinera/

Mallorca celebró la fiesta fallera gracias a la Falla El Toro