Así lucirá Valencia en los próximos años: menos carriles y más zonas para peatones
Proyecto de remodelación del entorno de la Plaza de Toros. /Ayuntamiento de Valencia

Valencia se enfrentará a importantes cambios en los próximos años. Para bien o para mal, según opine cada uno, la capital del Turia continuará apostando por la peatonalización de sus zonas.

Así ocurrirá en el caso de las avenidas Giorgeta y Pérez Galdós. Si el proceso de licitación de obras lo permite, estos espacios tendrán una imagen muy diferente a la de ahora en los próximos años pero no serán los únicos.

Las calles San Agustín, Xàtiva y Guillén de Castro también podrían hacer frente una remodelación para reducir sus carriles. Mientras que se pone en orden el papeleo de estos dos proyectos, la Plaza de la Reina y el entorno del Mercado Central ya han iniciado sus obras de reurbanización.

Las obras de la plaza de la Reina, subvencionadas al 50% por Europa

La plaza de la Reina será un espacio peatonal dentro de doce meses
Recreación de la futura plaza de la Reina.

“Una de las actuaciones más importantes y de mayor trascendencia para nuestra ciudad”. Así define la vicealcaldesa y concejala de Urbanismo, Sandra Gómez, las obras iniciadas el pasado mes de abril en el entorno del Mercado Central. Su objetivo: la reurbanización de esta céntrica zona de Valencia.

Con él, se pretende regenerar el espacio público para actuar contra el cambio climático. Para ello, se han destinado cerca de 6 millones de euros, una cifra que cuenta con la financiación al 50% de la Unión Europea. Así, en abril de 2021-fecha fijada para el termino de las obras- la imagen del entorno del Mercado Central será diferente. El asfalto tendrá otra identidad pues el proyecto pretende recuperar el adoquín original que yace bajo el actual. Además, eliminará los árboles actuales y se sustituirán por palmeras para favorecer la visibilidad los monumentos.

Por otro lado, detrás de la Iglesia de los Santos Juanes se colocará una zona de juegos infantiles. Además, en la plaza Ciudad de Brujas habrá dos pérgolas cubiertas y zonas de descanso con sombras.

Así será Pérez Galdós: más peatonalización y menos carriles para el tráfico

Así lucirá Valencia en los próximos años: menos carriles y más zonas para peatones
Situación inicial de las obras de Pérez Galdós.

A diferencia de las obras del entorno Mercado Central, el proyecto de Pérez Galdós todavía se encuentra en fase de licitación. Se trata de un proyecto muy demandado por los vecinos de la zona. Cuenta con un presupuesto base de licitación de un millón de euros, aproximadamente.

El objetivo del mismo es claro: la recuperación de espacio público de las dos avenidas con su consiguiente peatonalización. Según explicó Gómez en su presentación, el proyecto ampliará las aceras y habilitará carriles para bicicletas y vehículos sostenibles.

«El objetivo principal es garantizar la distancia interpersonal en la zona peatonal. También la separación entre los flujos peatonales y los ciclistas». Las obras alcanzarán toda la avenida Pérez Galdós y la avenida Giorgeta: 2 kilómetros y 136 metros de longitud. Según los cálculos de Gómez, el proyecto cuenta con un plazo de ejecución de 4 meses.

La futura imagen de la Plaza de Toros y el antiguo cauce: un bulevar cultural

Menos carriles para el tráfico y más espacio para el peatón. Este también es el objetivo del proyecto de urbanismo de la zona de la Plaza de Toros. Concretamente se trata de la zona que va desde la Plaza de Toros hasta el antiguo cauce del río Turia. También comprende la calle de Xàtiva y la calle Guillem de Castro eliminando carriles de circulación e incluso cerrando el túnel de Ángel Guimerá.

La finalidad del mismo es mantener la «accesibilidad del centro y que quien quiera ir al centro pueda llegar, pero eliminando todo el tráfico oportunista«. Así lo adelantó el coordinador del área de Urbanismo, Carlos Fernández. Por ahora, el proyecto se encuentra en su fase de redacción pero pretende estar listo para el próximo año.

La iniciativa abarca desde la calle de Russafa hasta el Paseo de la Petxina, en un recorrido que conecta con diferentes dotaciones culturales y de esparcimiento. Así, la concejalía entiende el proyecto como un «bulevar cultural». El motivo: el proyecto une el IVAM, La Beneficència, el Colegio del Arte Mayor de la Seda y el MUVIM. Así como también los monumentos de las Torres de Quart, la ermita de Santa Lucía y el conjunto del antiguo hospital, entre otros. También buscarán conectar las zonas verdes de la ciudad, como el Jardín del Turia.

Al mismo tiempo, supondrá un gran cambio de la movilidad de la ciudad, especialmente por sus salidas. Una de ellas es la conexión entre la calle Xátiva y la Gran Vía a través de la calle Alicante. En este sentido, Fernández señaló que aprovechando que esta conexión va a estar cortada durante las obras del metro, «quizá debemos plantearnos que este cambio sea definitivo». Por ello, todo apunta a que este paso quede cortado al tráfico para siempre.