test

Desde que llegó el coronavirus a España a finales de febrero, se han utilizado las pruebas PCR para detectar si hay Covid-19 en el organismo o no. No obstante, a esta técnica se le han sumado los test de diagnóstico rápido, que llevan días distribuidos por el país. Pero, ¿cómo funcionan y en qué se diferencian de las PCR?

La PCR (siglas en inglés de Reacción en Cadena de la Polimerasa) es una prueba que permite detectar un fragmento del material genético de un patógeno o microorganismo. Se está utilizando en esta pandemia del coronavirus, pero también se ha usado en otras crisis de enfermedades infecciosas.

Esta técnica es compleja de utilizar. Necesita personal preparado, tiene una alta especificidad y sensibilidad, y es precoz, porque se detecta virus en las primeras fases de la infección respiratoria. Se usa en numerosos hospitales, centros de investigación y universidades.

Los nuevos test rápidos

Ahora se han puesto en marcha los test de diagnóstico rápido. Se trata de una segunda batería de técnicas, que permiten saber si hay virus o no en 10-15 minutos. Esta es una de las principales diferencias, ya que la PCR tarda varias horas. La otra gran diferencia es que esta técnica se puede utilizar desde el domicilio particular.

Inmaculada Casas, del Comité Científico Técnico del Coronavirus, ha señalado la importancia de utilizar técnicas más rápidas. Sin embargo, no se han utilizado antes porque no se había contado con un buen número de pacientes infectados para caracterizar los anticuerpos. La PCR, como es de diagnóstico directo, se ha podido realizar desde el primer momento.

Otra diferencia es que los test rápidos no identifican el ARN del virus, como sí lo hace la PCR. Los test rápidos detectan anticuerpos producidos frente al virus utilizando una muestra de sangre. Pero también identifican las proteínas del virus en las muestras respiratorias de secreción de la nasofaringe -porción de la faringe detrás de la nariz-.

Las condiciones de los test

Aunque se puede realizar desde casa, esta prueba rápida debe estar supervisada por un profesional sanitario. Toda persona que muestre síntomas evidentes de Covid-19 puede solicitar la prueba. Es decir, si esa persona tiene tos, fiebre, dificultad para respirar y haya tenido contacto con alguien infectado.

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha afirmado que el objetivo de estos test rápidos es «solucionar el problema de sobrecarga asistencial» a los centros sanitarios.

Desgraciadamente, las últimas noticias sobre los test no son buenas. De momento no se puede saber la dimensión real de contagio en España porque los test de China no funcionan correctamente. Varios laboratorios microbiológicos lo han comprobado: los resultados preliminares no son los esperados.