Tarongers se convertirá en un campus universitario más verde de estilo americano
Diseño de una posible propuesta de la remodelación del Campus de Tarongers.

El Campus de Tarongers pavimentado y sin árboles tal y como lo conocemos tiene los días contados. La Universitat de València ha convocado un concurso de ideas que busca la renaturalización de sus instalaciones.

Los casi 100.000 m² de Tarongers serán objeto de una mejora paisajística que se materializará en 2023. Esta transformará un total de 52.095 m², actualmente pavimentados, en una gran zona verde universitaria siguiendo modelos más europeos o norteamericanos.

«Esta actuación se realizará en sintonía con la política municipal de renaturalizar y humanizar el espacio público«, ha explicado esta semana el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo.

Los profesionales interesados podrán inscribirse al concurso hasta el martes 10 de mayo. Los proyectos presentados tendrán que contemplar la renovación del espacio urbano creando un conjunto unitario y reconocible. Según apuntan, este debe dotar al campus universitario de carácter y calidad ambiental. También se requiere la generación de zonas de estancia protegidas del soleamiento y la dotación de mobiliario urbano.

Además, la mejora del Campus tiene que ofrecer la posibilidad de celebrar eventos al aire libre. La idea principal es que todos ellos puedan realizarse frente a la biblioteca Gregori Maians. Por otra parte, debe integrar los recorridos de los vehículos del SPEIS, así como la conexión y accesos a edificios existentes y previstos. Entre los requisitos también se encuentra la de garantizar la accesibilidad universal.

Según han explicado, el premio no conllevará la redacción del proyecto. Una vez seleccionados cinco proyectos por el jurado, estos pasarán por un proceso de consulta popular. La comunidad universitaria, el estudiantado y personas que trabajan en el campus terminarán configurando el entorno en el que pasan tantas horas.