Sanidad pide suspender los viajes de fin de curso a Mallorca por los macrobrotes de contagios
Varios turistas a su llegada al aeropuerto de Mallorca. / EFE

Los viajes de fin de curso a Mallorca están en el punto de mira de las autoridades sanitarias. Cerca de 400 estudiantes preuniversitarios han dado positivo en coronavirus tras realizar el tradicional viaje festivo con el que se pone fin a la Selectividad.

Ante la extensión de la COVID-19 por numerosas autonomías, entre ellas la Comunitat Valenciana, el Ministerio de Sanidad se ha visto obligado a tomar medidas. A partir de ahora se considerarán «contactos estrechos» a todos los estudiantes que estén realizando viajes de fin de curso.

Al llegar al lugar de residencia, serán obligados a someterse a una Prueba Diagnóstica de Infección Activa (PDIA). Mientras esperan los resultados, deberán guardar cuarentena domiciliaria durante 10 días. Aunque sean negativos, Sanidad aconseja realizar una segunda prueba a las 24/48 horas.

Por otra parte, el Ministerio de Sanidad también ha recomendado suspender todos los viajes de fin de curso programados. Dichos viajes no son visitas turísticas al uso. Durante un período de 5 a 10 días, centenares de jóvenes se dan cita en los mismos hoteles para disfrutar de fiestas multitudinarias; botellones; salidas nocturnas, etc.

A día de hoy soy 394 los contagiados en los viajes a Mallorca. Madrid es la autonomías con más casos (245) pero 32 de ellos son jóvenes de Elche. Sin embargo, el peligro no termina aquí. Sanidad ha alertado de que hay «riesgo de transmisión alto» en el entorno de estos jóvenes. Por ello, personas que no han asistido a estos viajes pero que tienen contacto estrecho con los estudiantes también podrían verse contagiadas.