Compartir

El chef Paco Roncero y su restaurante Sublimotion es el lugar más caro del mundo para cenar. Con 2 Estrellas Michelin ha conseguido una fusión entre gastronomía vanguardista y tecnología que ha cautivado al público. Cada noche se centran en que 12 comensales disfruten de una experiencia única sentados en la mesa. Roncero cuenta en su currículum con el Premio Nacional de Gastronomía 2006 y el Premio Chef L’Avenir 2005. El restaurante se encuentra en el Hard Rock Hotel Ibiza.

Los comensales se trasladan por todo el mundo y a diferentes ambientes en una sala de 70 metros cuadrados rodeada de pantallas. Una experiencia donde podremos viajar en el tiempo o tener la sensación de cenar en Central Park, en el Teatro Real de Madrid o en medio del Océano.

La cena más cara del mundo cuesta 1.650 euros y se convierte en una aventura de unas 3 horas. Cada año pasan por el restaurante más de 1.300 personas, entre sus clientes más selectos destacan Pau Gasol o Michael Jordan.

Una experiencia para activar los cinco sentidos, trasladándonos rápido virtualmente gracias a la imaginación. Entran en juego una actriz, con diferentes luces, música, proyecciones. Nos encontraremos con platos colgantes, gafas 3D, referencias al cine y a curiosidades que encontramos por todo el mundo.

Cuidado con la estafa de la llamada al móvil