La Generalitat Valenciana llegó esta semana a un acuerdo con los tres colegios oficiales de farmacéuticos de la Comunitat para que las personas con más riesgo de contraer coronavirus puedan recibir mascarillas gratis. Lo único que deben hacer estas personas es ir a la farmacia más cercana y enseñar su tarjeta SIP.

Entre las personas con más riesgo de contraer la enfermedad se encuentran las mayores de 65 años y de edad inferior con una enfermedad crónica compleja según el Sistema de Clasificación de Pacientes (SCP). También podrán obtener mascarillas gratis aquellas personas que puedan tener peor contagio en caso de diagnóstico. Según los datos de la Generalitat, en torno a 1.200.000 personas podrán beneficiarse de este servicio.

La prescripción de la receta electrónica se incluirá de forma automática y se podrá hacer una única entrega por persona. No obstante, aún quedan varias incógnitas sobre esta entrega de mascarillas.

Aunque sí se sabe que solo se puede hacer una entrega, se desconoce cuántas mascarillas por persona se repartirán ni cuántas serán en total. En principio es el Consell quien pondrá a disposición el material y la función de las farmacias será la distribución. Tampoco se sabe aún la fecha concreta en la que empezará la distribución. Sin embargo, la Generalitat ha afirmado que «en breve se anunciará a través de canales oficiales y medios de comunicación».

Operación Ruta de la Seda

Tras la reunión de Ximo Puig con los colegios farmacéuticos, el president destacó que esta iniciativa será posible gracias a la compra de material de la Generalitat a China. La transacción de material, llamada Operación Ruta de la Seda, ha hecho que nueve aviones con material médico y protección lleguen a la Comunitat.

Como ha apuntado Puig, entre el material destacan 12 millones de mascarillas. De estas, 2,4 millones llegaron el martes pasado, cuando tuvo lugar la reunión. Este tipo de protección es quirúrgico y con filtro para el equipo sanitario y farmacéutico. Desde el sector farmacéutico se han mostrado «muy agradecidos» por haber sido reconocidos por el Consell como «agentes fundamentales».

A su vez, el Consell ha dicho que está trabajando «para que las mascarillas estén disponibles a precios razonables para la población general». Pero la Comunitat no es la única que ha sufrido este fenómeno. En España se ha disparado la especulación del material sanitario. Tanto es así que en algunos casos el precio habitual del material se ha disparado en un 700 %.