El ocio nocturno pide reabrir las pistas de baile y habilitar el servicio en barra
Un grupo de amigas en la discoteca L'Umbracle de Valencia.

La Comunitat Valenciana da un paso agigantado en la desescalada y el regreso a la normalidad. El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado el fin del toque de queda, la eliminación del límite de personas en las reuniones sociales y la reapertura del ocio nocturno.

Las discotecas y pubs podrán reabrir sus puertas a partir del martes 8 de junio, día en el que entran en vigor las nuevas restricciones. Según ha avanzado Puig, el horario estará limitado hasta las 02:00 horas, 30 minutos más que lo permitido a la hostelería.

El límite horario fijado supone una hora menos que lo marcado desde el Ministerio de Sanidad para aquellos territorios que, como el caso de la Comunitat Valenciana, disponen de una baja incidencia de contagios. Sobre esta cuestión, Puig ha destacado que la apertura en sí ya es un avance pero apuestan por la prevención.

«Estamos viendo como están creciendo los casos en población joven y hay que ser muy prudentes. Yo entiendo absolutamente al sector del ocio pero tenemos que continuar avanzando de una manera progresiva. Se abre ya, es un avance. Es cierto que probablemente no es suficiente para la actividad de negocio pero también es cierto que tenemos que llegar a julio con las mejores condiciones para que pueda haber una apertura que de verdad garantice un verano lo más beneficioso posible».

SIN BAILE Y CON LÍMITE DE AFORO

Al margen del horario, el regreso del ocio nocturno no será como antes de la pandemia. Por el momento no se permitirá el baile de los asistentes. El objetivo de esto es mantener la distancia de seguridad entre los ciudadanos para evitar la propagación del virus.

Además, la clásica imagen de un pub o discoteca abarrotado todavía tardará en llegar. El Consell ha fijado un límite de personas en el interior. Al igual que los bares, restaurantes o cafeterías, los espacios de ocio nocturno no podrán sobrepasar el 50% del aforo. Por el contrario, en los espacios de terraza o al aire libre se permitirá el 100% de su capacidad.