La Plaza Redonda: una de las plazas con más encanto de València

Tradicionalmente, la plaza se convirtió en un pequeño rastro y lugar de intercambio de cromos

En 7 Televalencia queremos mostrarte algunos de lugares más curiosos y con más encanto de la capital del Túria.

Paseando por la ciudad de València nos encontramos con una plaza emblemática ,que a lo
lo largo de la historia ha recibido diversas nomenclaturas: El Clot (agujero), la Plaza Nueva, la Plaza Circular, la Plaza de la Regencia,la Plaza del Cid, siendo finalmente conocida con el nombre de Plaza Redonda.

La Plaza redonda fue diseñada en el año 1837 por Salvador Escrig Melchor sobre un espacio urbano vinculado desde antiguo al pequeño comercio, y en particular a la venta de pescado y carne.

Se encuentra situada en el barrio del Mercat, en el distrito de la Ciutat Vella de València, en el centro del triángulo formado por la plaza del Mercado, la plaza de la Reina y la plaza del Ayuntamiento.

La plaza tiene una singular forma redonda, con cuatro entradas en los puntos cardinales, y es una de las plazas más pequeñas de la ciudad. Tiene un acceso principal desde la calle de San Vicente Mártir, en donde esta desemboca en la plaza de la Reina; las otras entradas dan a las calles estrechas que la rodean por todos los lados.

Pero entre 2008 y 2012 se realizó una remodelación completa que cambió el aspecto original de este centro social y comercial de Valencia. Los comercios antiguos desaparecieron al adoptar un nuevo diseño y se puso una nueva cubierta.

Tradicionalmente, la plaza se convirtió en mercado y en un pequeño rastro en el que los niños venían de distintos lugares a intercambiar sus cromos repetidos, o el punto de encuentro donde realizar todo tipo de compras desde verduras, frutas, pescado…hasta antigüedades, música, e incluso mascotas (pájaros, peces…)

Hoy en día se puede encontrar artículos de mercería, hilaturas, souvenirs, artesanías para la casa, y todavía los domingos, muchos valencianos aprovechan para pasear por la plaza.