Gulliver
La figura del Parque Gulliver tras su restauración.

El parque más famoso del Jardín del Turia reabre sus puertas este viernes, 28 de octubre. El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha sido el responsable de confirmar la fecha de la reapertura de Gulliver a través de sus redes sociales.

«Este viernes 28 de octubre reabrimos el Parque Gulliver. Después de meses de un gran trabajo de restauración donde hemos invertido más de un millón de euros, el emblemático parque del Jardín del Turia volverá a llenarse de niños y niñas. ¡Vuelve el gigante», ha expresado el alcalde.

A la cita de reapertura de este viernes se sumará un segundo evento. El próximo domingo 6 de noviembre, el parque acogerá una gran fiesta de la infancia. Según Ribó, el objetivo de la jornada será «premiar la paciencia de los niños y las niñas» por el tiempo de cierre a causa de las obras.

Gulliver se ha rehabilitado completamente con la reparación de la superficie de la figura principal; el arreglo de los elementos complementarios como el sombrero, el sable o la torre de control; la renovación de los servicios y la sustitución de redes para trepar por el parque.

El parque comenzó su rehabilitación integral en marzo viviendo la mayor transformación de su historia. Aunque en un principio se dijo que las obras se prolongarían cuatro meses, finalmente será este viernes cuando reabra sus puertas.

ASÍ HA SIDO LA GRAN REFORMA DEL PARQUE GULLIVER

La transformación de Gulliver ha requerido una inversión de 800.000 euros. Uno de los objetivos principales era solucionar la carencia de accesibilidad a la figura. También se ha actuado en su interior que estaba en desuso por inundaciones que imposibilitaban su gestión. Allí se ha creado una nueva zona de juegos para los más pequeños que facilitará el aposento a las familias que se acercan con menores que no pueden subir a la zona central.

Gulliver se ha rehabilitado completamente con la reparación de la superficie de la figura principal; el arreglo de los elementos complementarios como el sombrero, el sable o la torre de control; la renovación de los servicios y la sustitución de redes para trepar por el parque.